logo

Ante el cambio climático, estupefacción
25.11.07


Esto del calentamiento global es algo que deja estupefacto a más de uno. A mí personalmente, me tiene algo confundido, sobre todo por no tener la base de conocimiento suficiente para opinar con razones. Por tanto, soy de esos millones que deben dejarse llevar por la lectura de artículos de “ambos bandos” y crearse una opinión y esperar resultados...

Lo cierto es que en mi ámbito familiar y de amigos hay ingenieros y físicos que me dicen que el clima es cíclico (hay están las glaciaciones y las grandes migraciones que llevaron a los primeros homínidos desde África al resto del mundo), que no hay suficientes datos históricos que ayuden a predecir qué ocurrirá cuando alguna variable de las que intervienen en el clima cambie significativamente y que el clima es un sistema extremadamente complejo, dinámico y global que compensa las deficiencias para que el equilibrio no se vea afectado. Siempre me han dicho que es muy difícil asegurar que estemos ante un cambio climático como algunos predicen o simplemente ante un “ajuste” propio del largo recorrido que nos queda por recorrer todavía hasta la próxima glaciación. Creo que esto explica el “lío” en que millones de seres humanos nos encontramos ante este debate y que sí parece llevarnos a algo ineludible: la protección del medio ambiente.

Creo que nadie niega la protección al medio ambiente; es algo que ya está instalado en la sociedad. El debate se centra en determinar si realmente estamos ante un cambio climático, si este problema es prioritario frente a otros que afectan gravemente a grandes cantidades de seres humanos y en la magnitud de las medidas a tomar ya que una respuesta inadecuada a los problemas ambientales podría incluso hacer más daño que bien.

La empresa va asumiendo la sostenibilidad, calcula su huella ecológica, negocia con las emisiones de dióxido de carbono y se prepara para la inteligencia ambiental. Mientras tanto, Europa está reforzando la ilusión de sus ciudadanos tras el fracaso de la Constitución apostando por convertirse en abanderado del medio ambiente y lucha contra los políticos de los países miembros que se muestren algo “pasotas” con este tema porque afecta a la industria y la sociedad que le sustenta con sus votos. Finalmente, la población recibe un bombardeo constante de información de los grupos que se han tomado la defensa del medio ambiente como bandera de su actividad y observan agrios debates entre unos y otros.

Contra el cambio climático, una de las primeras medidas que se tomaron fue la adopción de políticas de fomento del uso de biocombustibles. En el complejo mundo macroeconómico algunos comienzan a ver que aumentan el calentamiento o empiezan a mostrar una fuerte incidencia sobre los precios que nadie predijo. Es un botón más de la confusión que genera este intrincado tema del calentamiento.

En este mismo sentido, el volcán filipino Pinatubo en su erupción de 1991 mostró una posible vía para preservar el planeta. La erupción soltó toneladas de partículas de sulfato a la estratosfera reflejando los rayos solares, y como consecuencia la Tierra sufrió un breve enfriamiento. La Carnegie Institucion se ha propuesto buscar apoyos para investigar este fenómeno. [Vía].

¿Estamos ante una iniciativa real o ante una más para confundir al ciudadano?

| Categoría: Sociedad y Política | Etiquetas: sostenibilidad clima valores etica UE gobierno energia desarrollo |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0