logo

El método de las 5S
15.11.06


El hijo de un amigo está optando a una beca en el servicio postventa de una empresa auxiliar del motor de Zaragoza. Estudiante de último curso de Ingeniería Industrial, entre sus funciones estará la implantación de un sistema de mejora de las 5S y la generación de los estándares en ese servicio. El chico estaba algo perdido... aunque algo le sonaba de haberlo oído en la facultad.

El programa de las 5S son unos principios de bienestar personal y de las organizaciones expresados con cinco palabras japonesas que comienzan por S. Cada una representa un logro en la creación de un lugar digno y seguro donde trabajar. Un entorno desorganizado y sucio provoca que se reduzca la productividad porque percibimos que nuestro puesto nos acosa, rechaza, entristece y no nos estimula. Realizar actividades agradables, entusiasma; las restantes, requieren cierta disciplina y para ello existe el método de las 5S.

Estos principios--muy fáciles de entender y aplicar--están referidos a la calidad integral en diversos aspectos de la persona y la organización como son:
  1. Seiri: Eliminar lo innecesario, que sólo permanezca lo que es imprescindible para la tarea actual. Finalizada ésta, y cuando vayamos a realizar otra tarea, es necesario volver a practicar el seiri. En definitiva, conservar lo útil y eliminar lo demás;
  2. Seiton: Ordenar todo aquello que ha superado la fase anterior de forma que sea fácilmente localizable para su uso y reubicación cuando termine la tarea. Esto acorta los tiempos de búsqueda y traslado, entre otras cosas;
  3. Seiso: Limpiar más allá de quitar el polvo. El seiso consiste también en verificar que funciona, ya que resulta muy frustrante y molesto descubrir que el objeto es inútil justo cuando es necesario utilizarlo;
  4. Seiketsu: Mantener la costumbre y ser disciplinado en la aplicación de los tres anteriores principios con el objetivo de que perdure el orden constantemente;
  5. Shitsuke: Crear el hábito. Cuando el principio anterior es una costumbre termina siendo un hábito y lo desarrollamos de forma rápida y eficiente. Hay que dar una vuelta de tuerca y comenzar a aplicarlo a la vida personal. Ello nos dará autocontrol, tener la sensación de que el futuro está en las manos de cada uno: las personas cercanas terminarán sintiendo amabilidad y consideración cuando estén tratando contigo.

Aplicando las 5S en los espacios de trabajo se evitan riesgos, se libera espacio, el control visual es fácil, las pérdidas se reducen... Incluso, provoca un aumento en la vida de los equipos, la suciedad desaparece y las fuentes contaminantes se identifican mejor. Sus efectos sobre las personas también son muy beneficiosos.

Pero, ante todo, aumenta la productividad personal y de las organizaciones. Existe bibliografía, artículos, casos y libros basados en este método cuyo principal objetivo es el de aumentar la calidad y la excelencia empresarial. Como buen método, se pueden definir estándares y realizar auditorías periódicas tras su implantación. Es decir, no es algo nuevo y su eficacia está contrastada.

+info: Las 5S : orden y limpieza en el puesto de trabajo (Fundación Confemental, 2005) |

>> Publicado en Categoría: Consultoría y Sociedad

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0