logo

Downsizing: el culto al corto plazo
2.12.06


El downsizing es un despido masivo de empleados que se justificaba en caídas de la demanda, adopción de nuevas tecnologías que suponen ahorro de trabajo, traslados de la producción para aprovechar sinergias... Este tipo de despido fue utilizado frecuentemente por grandes e importantes empresas cuya supervivencia a corto plazo nunca estuvo amenaza aunque sufriera desajustes.

En la mayoría de los casos, estas crisis podrían haberse solventado sin que todo el peso del reajuste lo soportara el empleo. Es decir, las compañías podrían haberse tomado su tiempo--ya que contaba con él, lo cuál en la empresa es un preciado tesoro--para restablecer su equilibrio de forma más equitativa y no perder tanto capital humano.

En los noventa, la euforia económica en EEUU (baja inflación, constantes crecimientos del PIB y de los beneficios hasta niveles históricos, la bolsa era un mercado para lograr altos beneficios y el desempleo disminuía) llevó a las empresas a una vorágine de fusiones, compras y OPAs. El accionista sólo quería obtener beneficios y la especulación se adueñó del parqué. El corto plazo se había adueñado de accionistas y beneficios empresariales. Sorprende que el downsizing era muy apreciado por los inversores que se apresuraban a comprar acciones de las compañía que lo utilizaban, al esperar que la medida aumentaría su rentabilidad futura.

Por otro lado, a los ejecutivos de las compañías se les remuneraba en función de los beneficios actuales y futuros (valor de la acción) mediante programas de stock-options. Si la empresa obtenía beneficios y aumentaba su valor en bolsa, el ejecutivo se embolsaba importantes cantidades de dinero en unas fechas pactadas en su contrato de trabajo o en el momento de abandonar la empresa. Es la paradoja de este sistema retributivo: promueve la fidelidad del directivo a medio-largo plazo a cambio de que mantenga el nivel de dividendos de sus accionistas a corto plazo, lo que también beneficia al primero.

El caso de downsizing más estudiado ha sido el de la compañía AT&T: en 1.996 sorprendió con un gran despido (40.000 empleados, el 70% de ellos antes de que terminara el año) en un momento en el que se encontraba en una clara situación de beneficios (en 1995 ganó 270 millones de dólares, unos 200 millones de euros), estabilidad y solvencia de la que nunca había gozado anteriormente. Cuando el máximo ejecutivo de la compañía anunció el downsizing ganó 15 millones de dólares gracias a la subida del precio de las acciones de la compañía.

Por tanto, la verdadera razón de muchos de los despidos de esa época estuvieron en el crecimiento del beneficio a corto plazo que beneficiaba a los propietarios (accionistas) y a los que manejaban su dinero (ejecutivos-accionistas).

La polémica entre analistas y estudiosos se centra en determinar si muchos casos de downsizing fueron casos claros de irresponsabilidad corporativa y una arriesgada conjunción de estrategias a corto plazo (beneficios-stock options-plantilla) que generan grandes prejuicios a la empresa a largo plazo. Además, suelen concluir que apostar a medio-largo plazo siempre beneficia más a la empresa frente a lo inmediato.

+info: La crisis empresarial: tratamiento, fortalecimiento y oportunidades | Coste de rotación del personal | Sears, el éxito de la inteligencia emocional |

>> Publicado en Categoría: Consultoría

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

6 Comentarios:

El 7/22/2007 05:12:00 a. m., Anonymous Anónimo tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Tengo una pregunta, el downsizing entonces desfavorece el enriquecimiento del trabajo?? y que hay del rightsizing?que tienen que ver ambos con el enriquecimiento del trabajo? agradecería inmensamente a quienes me aclaren esta duda!

 
El 7/22/2007 10:11:00 a. m., Blogger Sopa de letras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

El “rightsizing” se justifica en una necesidad de reducir el tamaño de la empresa para adecuarla al mercado, la oferta, la tecnología, la producción... Hay una causa objetiva y real--en mayor o menor medida--que la hace menos drástica que el “downsizing” cuya motivazación estaba en la mejora de la cotización, los ratios y el beneficio a corto plazo, el análisis de terceros, etc.

Ninguna de las dos son beneficiosas para la organización: ni para los que se quedan (desánimo, temores, inquietud...) ni para los que pierden el empleo. La primera puede ser una necesidad real para sobrevivir, mientras que la segunda no lo es. La plantilla podría llegar a entender el “rightsizing”.

Para contestarte con mayor exactitud necesitaría que me aclarases qué entiendes por “enriquecimiento del trabajo”.

Un abrazo,

 
El 8/06/2007 11:05:00 p. m., Anonymous Anónimo tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Gracias por tu respuesta....
Ahora te comparto lo que entiendo por "enriquecimiento del trabajo"...
Tengo entendido que el enriquecimiento del trabajo es la aplicación de diferentes acciones como ascensos según el adecuado desempeño laboral,capacitaciones,recompensas económicas justas como bonos,etc que motiven al personal de una empresa a dar lo mejor si en sus respectivos puestos de trabajo.
Con lo que me ha aclarado respecto al rightsizing y downsizing,creo entonces que ha contestado mi pregunta, pues según me dice, como resultado lo que éstas generan es totalmente contrario a la motivación y enriquecimiento del trabajo (desánimo, temores, inquietud).
Así que muchas gracias por tu ayuda, sin embargo, pareciera si tu desearas compartir tu punto de vista repecto a esto.

 
El 8/07/2007 08:19:00 a. m., Blogger Sopa de letras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Gracias. Los “ascensos según el adecuado desempeño laboral, capacitaciones, recompensas económicas justas como bonos, etc.” forman parte del enriquecimiento laboral en sus aspectos formales y materiales. Ahora los directivos y los trabajadores deben trascender más allá para conseguir que estos obtengan un justo salario “emocional” que se centra en los aspectos sentimentales, emocionales y psicológicos de la plantilla. cuya introducción al concepto Puedes leer algo más sobre el tema en:
http://amalgamadeletras.blogspot.com/2006/06/inteligencia-emocional.html y
http://amalgamadeletras.blogspot.com/2007/08/imprescindibles-de-la-consultora-xvi-la.html.
Son dos conceptos revolucionarios: la inteligencia emocional y las organizaciones inteligentes.
Un abrazo.

 
El 11/01/2007 06:15:00 p. m., Anonymous Anónimo tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Hola.

Me gustaría que me ayudaran con más información acerca de lo que pasó en AT&T con respecto al downsizing, ya que me dejaron un trabajo de investigación.

Sin más y agradeciendo su colaboración...

 
El 11/01/2007 06:24:00 p. m., Blogger amalgamadeletras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Tienes mucha documentación, sobre todo académica, sobre el 'downsizing' y la crisis de ATT a mediados de la década de los noventa en http://tinyurl.com/33fwqq. A ver si te vale. Un abrazo.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0