logo

Coste de rotación del personal
16.10.06


Una creencia popular dice que nadie es irremplazable en su puesto de trabajo. Así es. Pero una baja en la empresa acarrea algo más que dejar de ver a esa persona en su despacho, pasillos o en el aparcamiento de la empresa. Y, si la persona que lo reemplaza recibe menos salario, que nadie intente vender el cambio como un negocio redondo.

En primer lugar, la empresa pierde los conocimientos adquiridos por el ex empleado, su talento y su experiencia, y su baja acarrea una serie de costes, cuya cuantificación es desconocida por la gran mayoría de los ejecutivos. Y es que los que se quedan deben afrontar un reto complejo: mantener su cartera de clientes y de relaciones y contactos, minimizar el daño a la marca, evitar que descienda la satisfacción del cliente y la desmotivación de su equipo. A estos intangibles debería añadirse los costes de selección, formación y la falta de productividad del nuevo empleado durante los primeros tres meses en su puesto y hasta que se hace con éste tras un año de trabajo. No es aventurado cifrar el coste de rotación en una empresa media en 15.000-20.000 euros por cada nueva incorporación que se produzca.

El colectivo más propenso a marcharse es el que lleva entre tres y siete años en la empresa y debe ser el que reciba más atención, evaluación y análisis por parte de la dirección y de su departamento de recursos humanos en orden a detectar desmotivaciones y necesidades de desarrollo.

Planes de formación, conciliación con la vida familiar, teletrabajo, apadrinamiento de jóvenes que entran en la empresa, programas de seguimiento y otras son medidas que ayudan a retener la materia gris de la empresa.

>> Publicado en Categoría: Consultoría

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0