logo

Explotar un trabajo
27.6.08


Los trabajos también explotan por diversas causas. La más común es la falta de comunicación entre el que quiere el trabajo y el que lo realiza o entre éste y su equipo. El déficit de tiempo para con su equipo también causa el mismo efecto.

Cuestiones como el grado de perfeccionismo también suelen actuar de detonante.

Otra causa es olvidar o cambiar constantemente los objetivos del trabajo. Una variante, también bastante habitual, es apartarnos de ellos para discurrir por otros derroteros con el convencimiento de que el resultado será el mismo.

La falta de confianza o recursos para acometerlo termina convirtiéndolo, además de en algo que permanentemente martillea la conciencia, en una bomba de relojería.

En definitiva, algo parecido a lo que ocurre cuando explota un trabajo es el estallido de una supernova: es algo súbito, sin posibilidad de ser reconducido, la ola expansiva llena todos los rincones cercanos de los trabajos que anteriormente hayas podido desarrollar (independientemente de la calidad y eficacia que hayan tenido) y a tu espacio (departamento y equipo), etc:



[Vía]

| Categoría: Consultoría | Etiquetas: tiempo comunicacion equipo objetivos directivo perfeccion |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0