logo

Cosas sencillas, bombillas, inversiones, tamaño, modernización e innovación
11.7.09


Con demasiada frecuencia la innovación es asociada a sectores estratégicos como las biotecnología, las tecnologías de la información o las energías renovables. Sin embargo, la innovación empieza por las cosas sencillas. Este es el caso de un proyecto premiado por la Universidad de Zaragoza cuyo objetivo era crear un sistema de medida de la superficie de cocción que permita el control de la temperatura del aceite de la sartén de forma más precisa. Es una aplicación práctica que ayudará a los fabricantes a mejorar el consumo eléctrico en las encimeras de inducción.

Otras veces la innovación se asocia a esa bombilla que simboliza una gran idea. No siempre es así, ya que muchos proyectos novedosos se asientan en la búsqueda e investigación de alternativas, otros caminos y, no a una acción concreta. Un caso puede ser la búsqueda de materias alternativas en la alimentación animal introduciendo variantes más baratas en la dieta que ahorre costes pero no signifiquen reducir el aporte de la dieta. Es una estrategia de sustitución cuyos beneficios quieren conocerse y, puede ser, que no los haya. Pero significa un paso adelante y es innovación.

En tercer lugar, la innovación es identificada con grandes inversiones. Aunque eso no tiene que ser siempre cierto, sí resulta habitual. Sin embargo, la innovación puede ser una inversión que puede financiarse en cómodos plazos mediante ayudas, créditos blandos, etcétera que la Administración pone a disposición de las empresas.

Otra falsa idea que tienen muchas empresas sobre la innovación es que sólo los grandes pueden atraer interés y apoyo hacia sus ideas nuevas. Siendo cierto que las grandes empresas tienen una mejor capacidad para sacar adelante la investigación y el desarrollo porque cuentan con recursos, talento y, en su cultura corporativa está presente la innovación, muchas de ellas se ven frenadas por la burocracia, la intrincada organización, la pérdida de talento y los intereses contrapuestos de terceros. En este aspecto, la PYME puede tener más ventajas al carecer de esas trabas.

Los técnicos de centros de apoyo a la innovación, la investigación y el desarrollo hacen mucho hincapié en que los proyectos de innovación llevan intrínsecamente un gran beneficio para la PYME que los acometen: es una fuente de modernización de las estructuras, procesos y cultura empresariales. Ellos creen que intentar un proyecto, por pequeño que sea, ya es beneficioso independientemente de su resultado.

Incluso los he oído decir en alguna ocasión que ese concepto desconocido que es la coopetición (I y II) es idóneo para afrontar con terceros un proyecto conjunto de innovación. | Foto: Jeff Bauche._.·´¯) |

| Categoría: Consultoría | Más sobre innovacion colaboracion estrategia inversion multinacional capital banca creatividad en amalgamadeletras |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0