logo

Una vuelta de tuerca más para el crowdsourcing
1.3.08


Hasta ahora, el crowdsourcing, además de ser uno de los grandes exponentes de la wikinomía, era una fórmula incipiente que utilizaban las grandes empresas para obtener talento, innovación y creatividad más allá de sus paredes sin necesidad de tener que contratar personal especializado y aumentar sus costes fijos. A cambio de un premio o recompensa conseguía que muchos profesionales dedicaran tiempo y esfuerzo a resolver un problema, crear la mejor estrategia, diseñar un producto, poner en marcha el leit motiv de una campaña publicitaria... En definitiva, cualquier cosa que la gran empresa necesitara.

Ya existen portales que permiten a las grandes empresas publicar sus necesidades y encontrar ese talento, innovación y creatividad organizados en torno a la red: Innocentive, NineSigma, YourEncore o Yet2 son algunos ejemplos.

Cuando una empresa publica sus necesidades de soluciones, en torno a estos portales que ya son verdaderas redes sociales, se organizan equipos especializados y de alto rendimiento formado por personas con intereses comunes (como todos los que publican en la Wikipedia, por ejemplo) que se autoorganizan para aportar sus soluciones y desarrollos aunque vivan a miles de kilómetros de distancia entre sí. Hasta aquí el crowdsourcing “tradicional”.

En una vuelta de tuerca, Kluster pretende añadir al talento, la innovación y la creatividad más valor si cabe. Para ello, ha decidido dar voz al mercado.

Paralelamente al modelo tradicional de crowdsourcing, Kluster da voz a cualquier visitante que desee valorar esos proyectos desde cualquier punto de vista. Estos últimos, que tampoco tienen porqué ser expertos en nada, reciben una moneda virtual y apuestan por alguno de los proyectos que pelean por el premio. Este sistema de “apuestas” permite aupar a unos equipos frente a otros, influir y variar sus desarrollos y, a la empresa que busca la solución, tener una muestra sociológica de lo que opina el mercado, o mejor dicho, la gente que se deja caer por Kluster.

Al final, el equipo vencedor recibe el premio en forma de dinero y los visitantes que más participen, argumenten y voten por los vencedores también tendrán su recompensa. De momento, en forma de merchandising de la empresa que publicó sus necesidades y ganan toda las monedas virtuales de aquéllos que se equivocaron a la hora de dar a un equipo ganador.

Os dejo con un vídeo [ENG] de la emisora canadiense CBC en el que se entrevista a Jeff Howe, Editor de Wired Magazine y el CEO de Cambrianhouse Michael Sikorsky:




+info: TechCrunch: First Look: Kluster’s Market Approach to Crowdsourcing |

| Categoría: Consultoría | Etiquetas: crowdsourcing wikinomics innovacion talento web2.0 creatividad mercado colaboracion |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0