logo

El medio-largo plazo de la subcontratación china
22.9.07


Mattel finalmente ha reconocido que los errores que le obligaron a retirar a escala mundial millones de juguetes fueron de diseño y no producto de la fabricación en China.

Acaba de regresar el responsable de Operaciones de un cliente de un largo viaje por China por cuestiones de subcontratación y me comenta que tiene la sensación de que las empresas de allí, que hasta ahora estaban muy ofuscadas con el corto plazo y el servicio al cliente occidental, están tomando conciencia de que necesitan mejorar más y pensar en el medio-largo plazo. Transcribo algunas de las reflexiones que me hace ese cliente.

El asunto es interesante porque enfocarse hacia el corto plazo no es una garantía de continuidad cuando una empresa está viviendo las mieles del éxito.

Las autoridades están convencidas de que las empresas americanas y europeas están satisfechas y que deben seguir trabajando duro junto con los empresarios para arreglar algunas deficiencias importantes que afectan a la marca “made in china”.

China ha conseguido un cierto nivel tecnológico (o al menos ha estado preparada para su transferencia desde Occidente), la seguridad jurídica de las empresas extranjeras allí afincadas y de los contratos que firma está refrendado por el gobierno central, las redes de transporte y logística han permitido un flujo rápido de mercancías en las zonas de concentración industrial y ha provisto a sus fábricas de una mano de obra cualificada en mayor o menor grado que se adapta a los requerimientos de sus clientes americanos y europeos.

Aunque la transparencia china es casi inexistente, del análisis de ciertas magnitudes económicas puede deducirse ya un cierto beneficio para algunas clases sociales, al menos para las instaladas en el área de influencia de los centros de producción más importantes. Pero no parece ser que el resto de la población haya notado cambios importantes o simplemente significativos.

El éxito y crecimiento de la industria manufacturera china se debe casi en exclusiva a los contratos con las grandes multinacionales extranjeras ya que el peso de la demanda interna es irrelevante. Esta es una asignatura pendiente que deben resolver los mandatarios chinos.

Cuando habla de ese país dice que le causa perplejidad que la innovación es escasa y que está de acuerdo con los expertos que hablan de la actual incapacidad del gigante amarillo para desarrollar y lanzar algún producto realmente innovador, principalmente porque las inversiones en I+D+I sólo se centran en dar servicio a la demanda exterior.

El desenfreno “deslocalizador” de Occidente va a requerir a corto plazo más mano de obra y más cualificada. Como consecuencia de ello debe vitalizar la inversión en capital y la mejora en las infraestructuras.

En cuanto a mano de obra, la complejidad y el grado tecnológico de los procesos productivos que se desarrollan en China tampoco son muy elevadas. No se esperan problemas para suministrar más mano de obra y que ésta sea más cualificada cuando aumente la complejidad técnica de los procesos de fabricación que subcontratan los clientes occidentales.

Para conseguirlo las autoridades chinas deberían comenzar a preparar a las generaciones que van a cubrir esa mano de obra más cualificada y el esfuerzo inversor de las autoridades debe llegar a la educación, la sanidad y otros aspectos sociales tanto en las poblaciones cercanas a los núcleos industriales como a los que están más alejados.

En cuestión de inversión, financiación y capital la capacidad china está fuera de dudas a medio y largo plazo: el gigante chino está fijándose en las posibilidades de países africanos más desarrollados cuyas empresas también reciben parte de la inversión china en el exterior.

La competencia es otro aspecto a vigilar por el gobierno chino. A corto plazo, países como Méjico, Egipto o Polonia están preparándose para comerse parte del pastel de la subcontratación externa en materia tecnológica y de operaciones (PBO).

| Categoría: Consultoría | Etiquetas: crisis China globalizacion marca UE competencia |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0