logo

El cuestionario Cisneros ayuda a detectar el “mobbing”
29.7.07


Un colega de Recursos Humanos me pasa un interesante cuestionario denominado CISNEROS o Cuestionario Individual sobre Psicoterror, Negación, Estigmatización y Rechazo en Organizaciones Sociales. El test tiene 43 preguntas que evalúa el entorno laboral y detecta las consecuencias de la violencia en las organizaciones. Su diseño se debe a Iñaki Piñuel [entrevista], profesor de la Universidad de Alcalá y autor de numerosos libros.

Recursos Humanos me dice que su fiabilidad es alta (96%) y que permite obtener datos sobre el ámbito de la conducta de acoso y el tipo de éstas de que se trata. Del cuestionario pueden extraerse datos sobre autoestima, el síndrome del quemado, la depresión, el abandono profesional y el estrés postraumático. Esta herramienta también se aplica para detectar, cuantificar el grado de acoso moral (en inglés, mobbing) que sufre un trabajador y sus consecuencias psicoemocionales.

Mi experiencia en este campo no es muy amplia, pero estoy de acuerdo con que las principales causas que desencadenan que el 5% de los trabajadores sufran mobbing tienen su orígen en la propia empresa: una mala organización del trabajo (departamental o de toda la empresa) y/o una deficiente gestión y resolución de los conflictos.

La primera genera un problema o conflicto en el trabajo que no es resuelto y se enquista. Esto induce a alguien--con poder real o psicológico--a hacer imposible la vida, de forma sistemática, a la víctima hasta que el departamento de Recursos Humanos decide prescindir del acosado.

El acoso moral es una práctica extendida que permite ya una clasificación: horizontal o entre compañeros, vertical descendente (el superior acosa al subordinado), vertical ascendente (de subordinado a superior), mixto (con dos variantes: de superior a subordinados con la colaboración de los compañeros del acosado y, en segundo lugar, de compañeros a compañeros, con el conocimiento del superior, sin intención de evitarlo).

El carácter despiadado del mobbing estriba en que esa actitud de acoso es persistente en el tiempo y en la infinidad de métodos que existen para llevarlo a cabo (desde gritar, chillar o insultar a la víctima hasta métodos más sutiles como negarle información, extender rumores, quitarle responsabilidades o asignarle objetivos o plazos de difícil cumplimiento).

+info: El coste del estrés | Costes de rotación del personal |

| Categoría: Sociedad y Consultoría | Etiquetas: estres mob coste absentismo entorno empleo organizacion etica |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0