logo

Responsabilidad + habilidades + aprendizaje mediante el autodesarrollo = eficacia en el trabajo
8.12.10


Es evidente que sin actitud responsable al desarrollar las tareas y responsabilidades en su puesto de trabajo, un profesional nunca logrará la eficacia. Pero se necesita más.

Quien desee desempeñar su trabajo con eficacia necesita además estar preparado para ello, tener unas habilidades profesionales específicas para el puesto--y cuantas más, mejor--y ponerse manos a la obra para incrementarlas, no mediante la enseñanza de un tercero, que podría ser, sino con el aprendizaje personal mediante el autodesarrollo. Y para seguir creciendo, nada mejor que tirar de su responsabilidad para con el puesto. La ecuación
Responsabilidad + habilidades + aprendizaje mediante el autodesarrollo = Eficacia
agrupa tres características que acercan a la productividad y el éxito profesional.

¿Qué conduce a un trabajador o candidato a tener capacidad para trabajar eficazmente? No cabe duda que, en primer lugar, haber encontrado ese puesto que requiere de habilidades profesionales que ya posee. Pero no basta con encontrar o estar en un puesto de trabajo que se adapta mucho a lo que el profesional puede ofrecer. Esto ayuda mucho al principio, pero después hay que, mediante el aprendizaje y el autodesarrollo, mejorar esas habilidades que requiere el puesto, principalmente porque la ilusión inicial, sin esa mejora, puede terminar en rutina y desmotivación en el puesto de trabajo.

Los psicólogos laborales y los consultores de la selección de personal dicen que, tras pasar un período inicial en un puesto de trabajo, la ilusión se mantiene si existe una aceptación de la realidad que rodea al puesto de trabajo, se promueve la autoevaluación constante y se potencia el afán de superación.

En no pocas ocasiones, los profesionales se desangran intentando cambiar la realidad de su puesto de trabajo, mientras que lo ideal es adaptarse a ella porque evita el estrés, la ansiedad y la frustración, además de ahorrar muchas energías que se van a necesitar después.

En el plano personal, la evaluación permite conocer las limitaciones que cada uno tiene, los puntos fuertes y débiles, las virtudes, los éxitos y fracasos... Este reconocimiento personal es el que sirve para construir desde una perspectiva personal el camino hacia cómo sacarle el mayor jugo a las tareas profesionales.

El autoconocimiento nos lleva a descubrir dónde poner el énfasis: en los aspectos profesionales en los que estamos menos perfeccionados y tenemos la certeza de que pueden ser mejorados. En los otros que sabemos de la casi nula posibilidad de mejorar, es mejor aceptarlos y convivir con esa realidad. Ponerse en marcha para lograr unos y aceptar que otros aspectos no serán mejorados es lo que se llama afán de superación. | Foto: Netpatxi |

| Categoría: Consultoría | Más sobre productividad exito adaptación habilidades responsabilidad perspectiva eficacia en amalgamadeletras |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0