logo

Crísis, clase media, perplejidad y la madre que los parió
12.12.09


Encarna tuitea una de esos enlaces llenos de contenido a los que nos tiene acostumbrados a los que la seguimos. No son enlaces a gadget, noticias tecnológicas, citas célebres o fotografías sobre el mundo cotidiano, que también lo hace, como todos, sino a noticias de esas 'que hacen pensar'.

El artículo al que se refiere Encarna afirma que "el declive de las clases medias tiene que ver con la crisis" y continúa:
hemos entrado en una época en la que los hijos tienen menos oportunidades que sus padres y donde las situaciones de necesidad actuales son paliadas gracias a los recursos familiares, “pero cuando éstos se agoten (porque los padres se jubilen, por ejemplo) vamos a encontrarnos con un fenómeno de gran complejidad y de imprevisibles consecuencias”.

Me niego a creer que las clases medias se vengan abajo por culpa de la crisis; soy de los que piensan que está abotargada y carente de iniciativa por el cambio social y económico del que ha disfrutado. En cualquier caso, les falta algo (o mucho, o todo) de ese brillo de finales de los setenta y principios de los ochenta. Los expertos dicen que es consecuencia de que al país 'no lo conoce ni la madre que lo parió'. En cualquier caso, perder una clase media sí es un cisne negro en toda su magnitud y hay que luchar contra ello.

Esta clase media sufre de perplejidad, sin duda. Estamos viendo cómo las disputas, declaraciones, movimientos y demás gestos 'de cara a la galería' de la peor clase política que hemos tenido desde hace varias décadas, sólo tiene por objetivo perpetuarse en la poltrona. El excepticismo político también comienza a masticarse, aunque algunos opinan que no deja de ser una consecuencia de no participar en la vida electoral y permitir que posiciones radicales o gente no preparada lleguen con mayor facilidad al poder al atraer una parte de esos votantes descontentos.

Con este panorama, es el momento de plantearle otra reflexión a la clase media: ¿merece la pena manifestarse y quejarse, o hacer tripas de corazón cada vez que se ve la televisión o se escucha la radio o se lee el periódico e ir preparándose para el momento en el que los que están en el teatro político (gobierno, oposición, sindicatos, asociaciones y de cualquier otro tipo que sólo desean llevarse una cuchara de sopa a la boca por siempre jamás) se apeen de él (ya que ahora va a ser muy difícil hacerlo al manejar los entresijos del Estado) para sacar todas las fuerzas de inactividad social acumuladas durante las últimas décadas y conseguir sacarle lustre de nuevo a este país?

No es que desaparezca la clase media, sino que están dividiéndola para que carezca de fuerza. Además está anclada en convencionalismos y no en las convicciones, pero esa es otra cuestión. Y todo ello, o lo soluciona la propia clase media, o no tenemos más remedio que esperar al Obama español o tiraremos otro lustro a la basura. | Foto: The Alieness GiselaGiardino |

| Categoría: Sociedad y Política | Más sobre gobierno crisis poderes clases_sociales valores crecimiento etapa supervivencia en amalgamadeletras

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

7 Comentarios:

El 12/12/2009 01:16:00 p. m., Blogger tic616 tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Me temo que como esperemos a que venga un Obama, lo que acabará viniendo es un Berlusconi. Buen post. Gracias

 
El 12/12/2009 01:24:00 p. m., Blogger amalgamadeletras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Sinceramente creo que necesitamos de una gran esperanza política que, además de trabajar y tener las cosas claras, sea especialmente atractivo en su discurso y hechos. Con eso me refería a un 'obama', independientemente del color que tenga. A lo segundo no me apunto.

Gracias por tu comentario. Nos leemos.

 
El 12/12/2009 03:28:00 p. m., Anonymous tic616 tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Cierto, coincido contigo en que necesitamos una gran esperanza política (muy grande visto el panorama) pero no debemos esperar que venga nadie a traerla. Hay que crearla sin esperar a ningún "gran líder" ... lo que me mortifica es que no tengo claro cómo

 
El 12/13/2009 12:25:00 a. m., Blogger José Miguel Bolívar tuvo la amabilidad de comentar aquí:

No creo que la clase media se venga abajo por culpa de la crisis. Vamos, no creo que se venga abajo. Creo que estamos en una etapa de transición donde la clase media como la conocemos dejará paso a una nueva clase media emancipada de la empresa tradicional, otra institución en declive. Nos estamos americanizando en el sentido de que el Estado del Bienestar como lo conocemos ya no es sostenible y en consecuencia nos iremos pareciendo cada vez más a EEUU. Las empresas no pueden seguir siendo ONGs porque nuestra productividad ha tocado fondo. El estado tampoco puede serlo. Nos sobran 2/3 de funcionarios y hay que repensar el despilfarro de mantener 17 gobiernos autonómicos. No somos un país al que le sobren los recursos. Nos encaminamos hacia una meritocracia donde Papá Estado no va a sacar la cara por nadie y el que quiera peces va a tener que mojarse. Tampoco cabe esperar nada de la clase política. El cambio debe proceder, y procederá, de la sociedad civil. Pero no será mañana...

 
El 12/13/2009 08:57:00 a. m., Blogger amalgamadeletras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Gracias por tu comentario. Bien, pues habrá que esperar al cambio, aunque de forma proactiva: preparándonos para ello.

Nos leemos.

 
El 12/13/2009 10:48:00 a. m., Blogger Juan Martínez de Salinas tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Hola Ernesto,

Un gran post que nos refleja la realidad.

La sociedad media esta aletargada esperando que alguien venga a solucionarles los problemas. Lo que se debe de hacer es unirnos todos y protestar porque realmente debemos decir basta y ponernos a la acción. La gente esta acomodada y todos en pequeños grupos se quejan y finalmente se preguntan ¿Qué puedo hacer yo? Pues intentar cambiar su futuro.

El día en que la mentalidad individual vuelva al cauce colectivo cambiaran muchas cosas, sin embargo, falta mucho para eso.

Luego esta la transformación y limpia que se debe hacer en la clase política y en la administración publica para sanear el despilfarro existente.

Saludos,

Juan

PD: Igual nos lo traen todo esto los Reyes Magos……

 
El 12/13/2009 11:00:00 a. m., Anonymous joseluisdelcampo tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Buenos días.

Muy buen post.

Yo creo que la clase media como es conocida hasta la fecha tiene los días contados, más bien diría cntadísimos.

Deberá de aparecer un nuevos sistema de clases, aunque esta expresión está mal dicha, ya que siempre se han asociado a la 'lucha de clases' y ahora es todo lo contrario, la lucha más bien escasea.

Sencillamente creo que es una evolución más en el paso de la economía capitalista, es un cambio que se veía venir y en este país mucho más porque siempre hemos sido bipolares.

Las expectativas de la nueva clase media que surja serán muy distintas a la de la actual eso seguro.

Lo que me temo es que va a haber un salto brutal entre las difentes clases sociales que surjan tras la crisis, con lo cual eso siempre ha sido el inicio de una revuelta social.

Espero equivocarme pero en lo que creo que no me equivoco es que la clase media como es hoy tiene los días contados.

¡¡Y mejor no esperar por un Obama!!
Ya de esperr, que sea por algo que valga más la pena.

Un saludo

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0