logo

Una más sobre la crísis de confianza en el mercado financiero
21.1.08


Cada vez son más los pesos pesados de diferentes disciplinas que opinan que la crisis financiera actual es de confianza. Uno de los últimos en sumarse, al menos públicamente y por estos lares, es el el Premio Nobel y autor del manual "Curso de economía moderna"--el libro de texto de Economía para estudiantes universitarios más vendido de la historia--, Paul Samuelson. El economista americano deja suficientemente claro en su artículo “¿Fragilidad financiera?” que
Estados Unidos no ha enviado al extranjero gérmenes de viruela o carbunclo. Pero lo que sí ha hecho, gracias a la liberalización establecida por las decisiones de los reguladores de Bush, es exportar paquetes de queso (hipotecas) bueno, queso delictivamente malo y queso intermedio. Todas recibieron una calificación de seguridad AAA de los tres organismos de calificación principales, una broma realmente de mal gusto y cara.

Los nuevos miles de fondos de cobertura eran algunas de las almas cándidas dispuestas a comprarlos, pero no con el dinero de sus gestores, sino con el dinero de sus clientes inversores. Se había perdido toda transparencia. Y nadie, ni siquiera los mayores bancos y los bancos de inversión, entendió que se estaban endeudando en exceso (no 2 a 1 ni 5 a 1, sino quizá 25 a 1).

Si las agencias de rating se están ganando a pulso el calificativo de chapuceras y de propagadoras de confusión, la ingeniera financiera anda varios pasos por delante de las regulaciones y la transparencia se pierde, el resultado es que los bancos--también inmersos en un mercado global--no se fían de sus colegas por temor a que se vean afectados por las hipotecas subprime. Consecuentemente, el interbancario se constriñe y hay menos liquidez en el mercado.

Sin liquidez, los tipos se encarecen por la escasa oferta y fuerte demanda y todos aquéllos que suscribieron una hipoteca no hacen sino recortar gastos para poder hacer frente a la deuda: es decir, el consumo privado--que aporta el 65% del crecimiento al PIB, lo cuál no es un dato nada desdeñable--también disminuye.

Por tanto, al futuro gobierno español le quedan tres variables con las que trabajar--ya que la bajada de tipos depende del Banco Central Europeo--para que el crecimiento de la economía vaya remontando: fomentar la inversión y los resultados empresariales, endeudar al Estado para invertir en más infraestructuras, y apoyar la exportación. La tarea es ardúa porque estas tres variables representan el 35% del PIB.

Para animar el consumo privado, la solución podría pasar por una bajada de impuestos. Y a nivel europeo, las autoridades no van a tener más remedio que aumentar la efectividad de sus controles sobre los instrumentos de financiación y el riesgo inherente que tienen. Por cierto, tampoco es mala idea de que fueran capaces de prever las consecuencias de la nueva ingeniería financiera en un mundo global.

| Categoría: Sociedad | Etiquetas: Samuelson crisis inmobiliario hipoteca construccion globalizacion riesgo macroeconomia |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

4 Comentarios:

El 1/21/2008 03:56:00 p. m., Blogger Senior Manager: tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Viendo el panorama desde mi humilde perspectiva...No veo viable que el esatdo pueda a estas alturas apoyar la exportación, tal vez si pueda endeudar al Estado para invertir en más infraestructuras, pero en año electoral lo veo también difícil. me inclino más por la reducción de impuestos, mucho más factible coyunturalmente, aunque su efecto puede traer problemas mayores más adelante si no se controla el exceso de liquidez...

 
El 1/22/2008 11:16:00 p. m., Blogger µßio tuvo la amabilidad de comentar aquí:

y si la economía española, presenta un 20 a 25% de economía sumergida, basta, con perseguir el fraude, para aumentar los ingresos del estado un 12 a 15%

Porque en este país lo único que no funciona es la inspección.

Sólo 126 denuncias de los notarios de posible blanqueo de dinero, 1000% mas que el año anterior, en el que las denuncias, venían de la banca y cajas y todas de bajo monto.

¡Salud!

 
El 1/24/2008 04:52:00 p. m., Blogger eKaizen tuvo la amabilidad de comentar aquí:

En definitiva, que los que tenemos hipoteca vamos a seguir estando un poco más jo.... Porque lo que parecía que no iba a ser una crísis, entre todos, y con el miedo lo vamos a acabar convirtiendo en una crisis. Porque los consumidores de a pie, si tenemos un duro, preferimos guardarlo porque VA A VENIR LA CRÍSIS, y es esta actitud la que alimenta la propia crísis.
La leche.......

 
El 1/25/2008 08:33:00 p. m., Blogger amalgamadeletras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

@SeniorManager - La reducción de impuesto es una solución sencilla... y de las primeras que suelen tomar los gobiernos ¿será por falta de imaginación o ganas de trabajar?

@µßio - ¿Esas cifras son constatadas? Me parece muy 'fuerte' lo del 25%. Discrepo en lo de la Inspección: funciona tremendamente bien... claro que siempre suelen 'trincar' a los que están más controlados y cuyos datos se 'cruzan' con mayor facilidad.

@ekaizen - El componente de 'pánico' (a mí me gusta más llamarlo retraimiento) es lógico cuando se pasa del Olimpo al Purgatorio (no creo que estemos en el infierno todavía) en cuestión de un abrir y cerrar de ojos. En la sensación que tiene el ciudadano de a pie también influyen mucho los medios de comunicación y el alarmismo que se puede desprender (voluntario o involuntario) de sus noticias.

Gracias a los tres por vuestras sabios comentarios.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0