logo

Los agregadores y la cultura “de andar por casa 2.0”
15.9.07


Los agregadores RSS son motivo de una interesante reflexión en Vida de un Consultor. El resumen del artículo es que la gran profusión de medios con contenidos interesantes que se añaden al agregador hace difícil su manejo: el filtrado no es suficientemente preciso y siempre queda algo de infoxicación, el término acuñado por Alfons Cornellá en su legendaria lista de distribución Infonomía.

Manuel Castells dice que ciertas herramientas de la red han conseguido que la comunicación horizontal se reinvente a nivel de bases en lo que el profesor de Berkeley llama “autocomunicación de bases”. Para que ésta sea enriquecedora es necesaria educación y capacidad cultural en los generadores y receptores de esa comunicación; en caso contrario, se propaga la desinformación y la ignorancia. Umberto Ecco, refiriéndose al conocimiento histórico alertaba de que el exceso de informaciones es peligroso y de que internet está suponiendo "una lacra para el conocimiento histórico" al difundir informaciones de menor importancia que no favorece la perspectiva histórica y sólo facilita una cierta cultura de “andar por casa”. El hecho histórico tiene su origen y causa mucho antes de que se produzca mientras que sus consecuencias y efectos se prolongan mucho más allá de cuando termina.

Entiendo que ambos razonamientos son aplicables a los agregadores RSS: en primer lugar, en función del uso que cada uno dé a estas herramientas obtendrá más o menos calidad en esa “autocomunicación de bases”; finalmente, quedarse en la mera lectura de un artículo sin profundizar (algo, bastante o mucho) en las fuentes, citas o conversaciones constriñe el conocimiento obtenido a lo que Ecco denomina cultura “de andar por casa”. Obtener calidad y perspectiva supone superar ese paradigma digital en el que muchos se atascan: la gran cantidad de información disponible y el deseo de asimilar todo.

Si bien la brecha digital de antaño se limitaba a proveer de acceso y conocimientos para iniciarse en la red y sus herramientas básicas (web, correo, chat...), superar la brecha 2.0 (referida al modelo de Internet actual colmado de información, conocimiento y colaboración que Don Tapscott agrupa en el término wikinomics) exige más esfuerzo: tener claro qué queremos, sacarle partido a las herramientas que nos facilitan (casi automáticamente) eso que deseamos, poseer cierta capacidad para procesarlo todo en su justa medida y terminar adquiriendo la necesaria perspectiva de todo ello.

Estamos hablando de consumir tiempo, adquirir una cierta formación para comprender las ventajas del manejo de las herramientas (el navegador y el correo ya son prehistoria, aunque necesarias) y la capacidad de separar lo necesario de lo inútil. Aunque parezca una idea descabellada, la web 2.0 ha dividido a la sociedad en tres nuevos grupos: los analfabetos digitales, los que se quedaron en el internet 1.0 y los que manejan con éxito la web 2.0.

Como bien dice Raúl en su blog, no hay que obsesionarse con leerlo todo y sí tener muy claro que la información sirve a un propósito y no al revés. Esta es la diferencia entre la cultura “de andar por casa 2.0” y el conocimiento al que se ha llegado a través del dato y la información.

| Categoría: Sociedad y Tecnología | Etiquetas: feed wikinomics infoxicacion cultura formacion Tapscott tiempo conocimiento |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

1 Comentarios:

El 9/15/2007 09:30:00 a. m., Blogger Julen tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Yo creo que hay tres niveles de filtro y que hay que aplicarlos en orden riguroso:
1- Primero está el filtro que las personas aplicamos sin tener en cuenta las tecnologías: qué nos interesa. Conviene tener esto claro. Si no, adiós.
2- La utilización de filtros vía RSS, combinando filtro de fuentes y contenidos, que luego pueden ser gestionados como metafiltros (con Yahoo Pipes u otras herramientas).
3- La lectura final, que vuelve a ser humana. Lo lees y decides. Este filtro final es, a fin de cuentas, el más útil porque, si la información ha pasado los dos anteriores, se enfrenta al "juicio final".
Interesante asunto el que tratas.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0