logo

La razón sucumbe frente a las emociones
27.8.07


-- “Jod..., me cag... en la pu...” --. Esta estridente frase se oye con bastante frecuencia en las oficinas. A continuación, un puño golpea la mesa o un lápiz es lanzado con violencia. Algo le ha salido mal a un compañero de trabajo.

Siempre me ha llamado la atención lo irracional que son estos arrebatos (¿de miedo, desesperación o ira?) y me ha fascinado que, en la gran mayoría de los casos, aparece inmediatamente la cordura y la razón, la disculpa y el sonrojo. En milésimas de segundo se contraponen dos actitudes radicalmente diferentes. ¿Qué mecanismo interior de nuestro cerebro es capaz de exponer una conducta animal como es la rabia, el miedo o la ira durante un instante para después permitir, en la mayoría de las personas normales, que llegue el sosiego y la razón de forma inmediata?

Un colega de recursos humanos me facilita un enlace a la página del laboratorio de Neurociencia de Joseph E. LeDoux, un profesor de la Universidad de New York que ha escrito unos libros sobre el tema.

La respuesta es sencilla. El estimulo viaja desde los órganos de los sentidos al tálamo y, desde aquí, sale hacia dos destinos:
  • el neocórtex--una parte del cerebro de reciente evolución--que prepara una respuesta basada en la razón, y
  • el sistema límbico que, siendo una parte del cerebro que se desarrolló en los albores de la vida terrestre y no ha evolucionado tan rápidamente como el neocórtex, responde de forma emocional, con escasa elaboración y un gran componente animal.

Así es como las emociones pueden desbordar a la razón en una especie de secuestro emocional.

Desgraciadamente para el hombre, las conexiones sinápticas entre el tálamo y el sistema límbico son más cortas que entre el primero y el neocórtex; por eso, la primera respuesta ante un estímulo que se interpreta como un peligro es súbita y prepara y alerta al cuerpo con mucha efectividad. Algunos ensayos estiman que entre la respuesta emocional (el sistema limbico) y la razón (la respuesta del neocórtex) median doce milisegundos.

Un creciente número de psicólogos sostienen que “algunos de los principales problemas que aquejan a la sociedad actual relacionados con su crecimiento desproporcionado” se encuentran en el sistema límbico. Éste, anclado en los albores de la evolución humana, no ha sabido responder al frenético ritmo evolutivo de la sociedad. Es más, argumentan que esa parte del cerebro estaba preparado para la lucha en un mundo hostil. Y la sociedad actual ya no es una amenaza.

Estos psicólogos argumentan que el hombre está perdiendo el control sobre sus emociones, que el mundo actual y el desarrollo cerebral evolucionan a distinto ritmo y que aumentan la brecha existente entre ambos. No es extraño, que aparezcan voces que reclamen la re-educación emocional del ser humano.

+info: Control emocional del enfado |

| Categoría: Varíos | Etiquetas: caracter coaching personalidad estres percepcion educacion |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0