logo

Presencia mediática y liderazgo
26.1.07


La figura de Florentino Pérez--presidente de la constructora ACS, la tercera en la clasificación mundial y con fuerte presencia en el sector de las infraestructuras, a través de Abertis y artífice del Real Madrid «galáctico»--es curiosa y apasionante. Consiguió crear un imperio a partir de las ruinas de Construcciones Padrós (1983) y ello le permitió pasar del anOnimato a hacerse cargo del club blanco (2000-2006). En este período, Florentino Pérez no tiene más remedio que saltar a los ruedos mediáticos y lo hizo con moderación.

Tras un período de ausencia en los medios, ACS y su presidente vuelven a la carga. Ahora, está enfrascado en conseguir hacerse un hueco en el sector energético mientras Aguas de Barcelona y la alemana E.on pugnan por Endesa. Su participación en Fenosa se ha transformada en mayoritarIa a golpe de talón y ahora sus objetivos están puestos en Iberdrola. El mercado energético va a ser motivo de atención y movimientos empresariales en los próximos años y el control o aseguramiento del suministro energético estará en la agenda de políticos y presidentes de grandes corporaciones.

El abultado talonario y la capacidad de endeudamiento que tiene ACS ha permitido el asalto a Fenosa e Iberdrola. Estas operaciones incluyen una recompensa inmediata: consolidar en su balance las cuentas de la eléctrica Unión Fenosa. Y no sólo activos y facturación, sino también la deuda de la eléctrica que asciende a 6.000 millones de euros. Las dos grandes muNdiales, las francesas Vinci y Bouygues ya sienten el aliento de Florentino Pérez en sus nucas.

Algunos autores especialistas piensan que la presencia permanentemente del líder de una compañía en los medios de comunicación no es un síntoma de éxito sino todo lo contrario. Los titulares, la utilización de los medios como medio de proyectar una imagen personal--que no una empresa--y la autopropaganda gracias a los aduladores que manejan prensa, radio o televisión sólo tiene un efecto positivo: el justo que tarda el público en darse cuenta de las intenciones del líder empresarial.

Josep Rosanas, en su libro «Cómo destrozar la propia empresa y creerse maravilloso», el cuál fue comentado en amalgamadeletras en su día, opina que los líderes carismáticos, mediáticos e idiosincráticos se aprovechan de la cierta ambigüedad del término «líder» para autopromocionarse personalmente en detrimento de su empresa.

En la historia empresarial española hay cientos de casos de ejecutivos que tocaron techo tras permanecer durante semanas, meses o años en los medios de comunicación. Muchos de ellos también terminaron perdiendo sus negocios. Habrá que estar muy atento a cómo evoluciona la proyección mediática de Florentino Pérez y cómo éste la administra. Si, en los próximos meses, la mesura mediática se impone podrá afirmarse que, la constante presencia de ACS y su presidente en los medios, es algo inherente e inevitable al salto que están dando a la escena empresarial mundial.

>> Publicado en Categoría: Sociedad

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0