logo

Tras Poincaré, todavía quedan por resolver siete grandes problemas matemáticos
13.9.06


La estrella del reciente Congreso Internacional de Matemáticas celebrado en Madrid ha sido el excéntrico matemático ruso Grisha Perelman gracias a su resolución (completa) de la centenaria conjetura de Poincaré. Los medios han estado muy distraídos 'mostrando' a los matemáticos e intentando vender la idea de la importancia de las matemáticas y su férrea relación con cualquier objeto cotidiano, con el progreso e incluso con el comportamiento del cuerpo.

Sin embargo, lo más apasionante de la conjetura de Poincaré no es su resolución (para la práctica totalidad de los mortales ni siquiera su enunciado es comprensible, cuando menos su resolución y entramado deductivo) sino la existencia de otros siete problemas pendientes de resolver desde finales del siglo XIX y sus beneficiosas consecuencias para el progreso de la humanidad, ya que nos asegura el que cientos o miles de matemáticos estén invirtiendo su tiempo en encontrar una solución. En el camino a su resolución enunciarán hipótesis y teoremas que tendrán su aplicación en otras ramas de la ciencia y llegarán a la vida cotidiana en forma de objetos de uso cotidiano.

Durante la segunda edición del Congreso Internacional de París (1900), estos siete problemas ya fueron recogidos como los grandes retos para la matemática moderna. El Clay Matemathical Institute recogió el guante de París e institucionalizó el nobel de los matemáticos: para cada persona que resuelva uno de ellos, este instituto tiene reservada la cifra de un millón de dólares.

+info: Sam Loyd y la bola que cae de la Torre de Pisa | 20q, el adivinador neuronal artificial |

>> Publicado en Categoría: Sociedad

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0