logo

El juego de las Caras
2.4.10


El Juego de las Caras es una de las pocas tradiciones paganas de la Semana Santa española. Cada Viernes Santo, entre la procesión de la mañana y los Santos Oficios de la tarde, en Calzada de Calatrava, Ciudad Real, cambian de manos importantes cantidades de dinero en cada esquina de esta localidad en una tradición que estuvo prohibida y perseguida durante muchos años. Se estima que esta población alcarreña quintuplica su población en esa fecha.

El origen de esta fiesta es rememorar el reparto de la túnica portada por Cristo hasta el Calvario que realizaron soldados romanos jugando a los dados o el juego a que Judas se entregó antes de ahorcarse con los 30 dinarios que cobró por vender a Jesús.

La mecánica del juego es muy simple: los participantes se colocan alrededor de un círculo pintado sobre el asfalto. Tras realizar su apuesta cada jugador--denominado punto durante el juego--espera a que el director del juego o baratero--que ocupa el interior del círculo--deposite en el suelo una cantidad idéntica y coloque una piedra sobre el dinero. Cubiertas todas las apuestas, cosa que es obligatoria para el baratero, lanza dos monedas de cobre al aire. Si salen dos cruces, cada punto gana una cantidad igual a la apostada; si salen dos caras, es la banca la que gana y si sale una de cada, se repite el juego. En algunas ocasiones, las apuestas alcanzan los 500 euros.



| Categoría: Sociedad | Más sobre ocio video historia turismo en amalgamadeletras |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0