logo

Táctica, principios y la incredulidad del equipo
13.1.10


Aunque un líder sepa afrontar sus miedos, interiorizarlos, analizarlos y transmitir una imagen de sosiego a su equipo, lo cierto es que no basta con ello. En este sentido no se puede hablar de una habilidad, sino más bien de una característica individual.

Su transformación en habilidad directiva nace con la capacidad de saber decidir y la toma de decisiones sin olvidar a la gente que te apoya y tienes a tu cargo. Hay que estar en sintonía permanente con ellos, por muy raro que parezca lo que se haga. Por eso en multitud de ocasiones el discurso del líder parece repetitivo: se centra en los principios pasando por alto las tácticas y las últimas decisiones tomadas.

Y es cierto que la táctica y los principios, siendo éstos los que nunca deben violarse, pueden, que en un momento dado, vayan por diferente lado y creen confusión en las personas que nos rodean. No siempre es posible explicar un movimiento de forma pública y razonada, pero si forma parte de una táctica que acerca esos principios compartidos por el equipo, la decisión de darlo debe ser inamovible. El pragmatismo es algo difícil de aplicar cuando no se camina sólo por el desierto.

Cuando hay pragmatismo y los principios y visión están claros, se piensa en la posterioridad, en aquello que está situado en el largo plazo. Sun Tzu en El arte de la guerra dice que “conseguir cien victorias en cien batallas no es el colmo de la habilidad”. | Foto: HikingArtist.com |

| Categoría: Consultoría | Más sobre lider equipo estrategia vision principios pragmatismo habilidades etica en amalgamadeletras |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0