logo

La empresa autocrática
30.8.09


La autocracia es un sistema de gobierno absoluto, en el cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley de un grupo organizado. Autócrata es, pues, el gobernante que ejerce jurídicamente el poder omnímodo y absoluto, sin ninguna clase de limitaciones jurídicas representadas por otros poderes, ajenos al suyo propio, existentes en la Sociedad por él mismo regida, define la enciclopedia GER.

En un mundo empresarial en constante evolución en el que se están planteando modelos de organización novedosos--que, aunque no sean asumidos, servirán para que muchos se replanteen en algún momento si están haciéndolo todo lo bien que deberían--todavía prodigan empresas de corte autocrática.

En beneficio de estos modelos de gestión, hay que recordar que muchas veces no son aplicados deliberadamente, sino porque es el único que se sabe ejercer. Esto suele ocurrir en empresas medianas y pequeñas, con varias décadas de antigüedad en la que su gerente lleva el mismo tiempo en el puesto. Y curiosamente, tienen beneficios constantes y sostenidos.

Un consultor organizacional (y viejo amigo) me comentaba este verano sobre un trabajo que están desarrollando en una empresa familiar:
“Estamos intentando cambiar hacia una gerencia más profesionalizada. El primer paso que hemos dado con el cliente ha sido crear unos puestos directivos, con sus contenidos, objetivos y responsabilidades. Desgraciadamente no hemos podido conseguir--la crisis manda y la contención de costes también--que se cubrieran esos puestos en el mercado laboral; ha habido mayoritariamente promoción interna y la gerencia ha logrado colocar a una altisima proporción de colaboradores suyos en esas posiciones. El escollo que intentaremos salvar tras el verano es que esos responsables no recurran inconscientemente a su gerente cuando se presentan problemas, sino que sean capaces de tomar decisiones libre y razonadamente. Pero la cultura empresarial de las tres últimas década es un lastre.”


Y me citó la película La ola, que es un ejemplo muy gráfico (y también desgraciadamente real) de las consecuencias de aplicar la autocracia en la escuela. Aunque también valdría para cualquier otro ámbito de la sociedad.



| Categoría: Sociedad y Consultoría | Más sobre organizacion modelo gestion autoridad video ocio transparencia valores en amalgamadeletras |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

1 Comentarios:

El 8/30/2009 08:26:00 p. m., Blogger Senior Manager tuvo la amabilidad de comentar aquí:

No pude evitar pensar en Chávez el presidente "democrático" de Venezuela pero que desde que llegó al poder se ha convertido en un caudillo autócrata y déspota... Y he recordado los muchos "Chávez" que dirigen empresas de esta forma.
No creo que haya otra fórmula para salvar al mundo empresarial de su viejos modelos que renovando las plantillas pues los mandos dinosaurios serán muy difíciles de hacerles cambiar la mentalidad.
Slds
SM

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0