logo

Dos reflexiones sobre la crisis
5.7.08


Dos apuntes en conversaciones con clientes realizadas esta semana que transcribo con ciertas licencias aunque el mensaje final es el mismo:

El primero se lo oí a un empresario del sector del transporte:
De acuerdo que el sector está en crisis; a diferencia de la sufrida a finales de 2000, que era debida a que los precios estaban por los suelos y el testigo fue recogido por las grandes empresas de transporte que subieron sus tarifas y terminaron pagando más a los pequeños y medianos transportistas que les hacían las rutas, ahora no se puede aplicar esa solución: no hay mercado. Los grandes cargadores tampoco pueden tirar del sector ofreciendo más expediciones a las grandes empresas de transporte.
Y la solución tampoco pasa por recurrir a bancos y cajas de ahorro; en definitiva, si el problema fuera sólo de financiación, no tendrían problema en obtenerlo en sus sucursales urbanas. Como ocurre siempre, detrás del problema de financiación hay otro subyacente: el de gestión, sobredimensión u otro... que siempre se produce tras un período de bonanza, alegría, crecimiento exagerado o despilfarro.

El siguiente salió de la boca de un responsable de tesorería de una empresa del sector auxiliar de la automoción:
Cuando una empresa se ve abocada a gestionar más eficientemente su tesorería, la primera medida que se toma es flexibilizar los pagos, alargarlos un poco... Cuando has sido una compañía que tradicionalmente paga sin problemas y, además ofreces a todos tus proveedores la seguridad del cobro mediante recibo o pagaré, la sensación de hecatombe que supone eliminar ese medio de pago y pasar a la transferencia o cheque suele apoderarse de todos ellos.
Resulta curioso: siempre, el proveedor más enfadado, el que muestra nula flexibilidad ante tus alternativas de pago y te niega el pan porque cree que los suyos se lo merecen más, son los que más dinero han ganado contigo.
El que sufre callado y acepta las alternativas de pago que le propones, sólo persigue que su negocio persista, comprende que un período así no es más que algo transitorio y confía en que contarás con él tras la salida del túnel es el que tienen los márgenes más ajustados y el beneficio que obtiene es la milésima parte del que no para de quejarse, llamar y mostrarse amenazador.

| Categoría: Consultoría | Etiquetas: opinion empresa crisis directivo transporte |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0