logo

¿Miró si había una bomba debajo de su asiento?
10.7.08


En el Wharton Financial Institutions Center tienen claro lo que desencadenó que los bancos y reguladores no se incomodaran ante inversiones y modelos empresariales muy volátiles: por un lado, la confianza de los banqueros en que el riesgo de que fallaran los nuevos productos financieros (como las hipotecas subprime) era despreciable. Estuvieron en todo momento convencidos de que debajo de su asiento no había una bomba y, aunque eran consciente de que los riesgos eran altos y el castillo de naipes podía desmoronarse, como nunca había pasado antes y sus competidores estaban suscribiendo esos productos, pues decidieron no mirar debajo de sus sillas.

La segunda razón se basa en que las autoridades reguladoras han marchado siempre un par de pasos por detrás del mercado y, ni siquiera, han sido capaces de atisbar las consecuencias de una ingeniería financiera que, por otro lado, tampoco llegaron a comprender nunca, por lo intrincado de su diseño.

Esa es la responsabilidad del sistema financiero en la crisis actual: la lucha por la obtención de unos beneficios rápidos y la gestión arriesgada de los riesgos y las coberturas. Esas dos estrategias, extremadamente peligrosas, han minado la credibilidad del sistema y la imagen de cautela y responsabilidad que se tenía de la banca. Y están provocando que caigan el resto de fichas del dominó: las empresas, los particulares, el mercado inmobiliario, etc...

| Categoría: Sociedad | Etiquetas: banca crisis responsabilidad gobierno riesgo estudio Wharton |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0