logo

La senda que nunca se ha de volver a pisar
30.6.08


Buena pregunta me hacen. Un amigo, recién incorporado a un nuevo puesto de trabajo y que no pudo conocer a su antecesor, se puso manos a la obra hace un par de meses. La experiencia que acumula le ayudó a resolver los temas sin problemas y en tiempo. Estaba encantado con su productividad y veía mejoras. También hay que reconocer que es un tipo optimista por naturaleza, aunque con los pies plantados sobre el terreno.

El otro día me lo crucé en el centro de prensa de la Expo y, como colegas que mantienen la amistad aunque no se prodiguen mucho en verse, nos vamos a tomar unas cañas.

Le noté algo abatido y le pregunté por ello. Curiosamente eso de que se vanagloriaba, se le ha vuelto en contra: el carecer de referencia sobre los métodos de trabajo que tenía su antecesor, su estilo de dirección, cómo decidía las prioridades, etcétera, le está provocando una sensación de agobio y fracaso que se alimenta al no terminar de ver la satisfacción reflejada en los ojos de sus responsables.

Me asegura que existe cierto feed back con sus superiores, que el trabajo realizado cumpliría sobradamente los cánones de calidad en su antiguo empleo y que tampoco ha recogido malas sensaciones de su equipo. Pero, falta algo.

La pregunta que me hizo fue: ¿tan importante es tener referencias de lo que ha realizado tu antecesor cuando le sustituyes? El poeta dice que nunca hay que desandar el camino, pero él asegura que le hubiera gustado, cuando menos, conocer por dónde discurría. Está convencido de que Antonio Machado se equivocaba cuando decía:
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

| Categoría: Consultoría | Etiquetas: directivo cambio crisis estilo gestion Expo2008 |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

5 Comentarios:

El 7/04/2008 01:49:00 p. m., Blogger Félix tuvo la amabilidad de comentar aquí:

No parece ser una cuestión de caminos sino un deseo de satisfacer 100% las expectativas de otros, que parecen no estar cubiertas aunque no se lo digan. Quizás tu amigo sea demasiado exigente consigo mismo; quizás tenga experiencia de que la falta de feedback efusivo es la antesala de una futura invitación a marcharse. Creo que es bueno saber cómo se hacían las cosas antes y aclarar con los superiores cuáles de esas cosas se espera de ti que sigas haciendo igual. También es bueno saber qué es lo que estás cambiando, para intuir las reacciones de los demás.

 
El 7/04/2008 03:27:00 p. m., Blogger Senior Manager tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Como experto en cambiar de trabajo (modestias aparte) Se de lo que habla tu amigo. Cambiar no es fácil y aunque la empresa receptora luzca atractiva y agradable, nunca podemos predecir lo que en verdad sucederá... No queda otra que adaptarse o volver a mudarse, no hay puntos intermedios...

 
El 7/05/2008 12:53:00 p. m., Blogger amalgamadeletras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

@félix - Perfeccionismo y satisfacción... son dos buenos aliados o dos formas de esclavizar. Así se lo dije a mi amiguete. Lo que pasa, y tienes razón, es que conociéndole como lo conozco, sé que la piel se la deja en el camino y, a veces, la frustración puede aflorar si no hay un rico feedback. Es el eterno dilema de las 'palmaditas' en la espalda: cuando tienes experiencia no las necesitas, pero nunca vienen mal, le dije... aunque sea en forma de sonrisa ajena.

Le pasaré tu comentario.

@senior_manager: Es curioso ese tema que citas. El empleado se 'vende' con su CV y entrevista y la empresa también lo sabe hacer, y muy bien generalmente. A veces los que buscan empleo no 'descuentan' que no es oro todo lo que reluce en la empresa que el reclutador está vendiendo... quien mejor que tú para saberlo.

Gracias a ambos por vuestros comentarios. Estoy animando a mi amigo a que se ponga a escribir sus experiencias en una bitácora porque está en ese momento rico de experiencias que merece compartir con terceros. A ver si le doy el último 'empujoncito' en ese aspecto y lo incorporamos a estos de comentar, escribir y dialogar. Un abrazo.

 
El 7/06/2008 01:21:00 a. m., Blogger navarros tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Es peligroso conocer el pasado sino sabes tomarlo como una lección aprendida y acaba siendo una referencia de la que quieres huir permanentemente apartando las malas ideas...pero tambien las buenas.
Si tu amigo es una persona con experiencia yo le invitaría a que hablase con su antedecesor, aunque fuese en un terreno oficioso. Eso le ayudaría a entender más rápidamente la situacion en la que se encuentra la empresa.

 
El 7/06/2008 01:28:00 a. m., Blogger navarros tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Hablar con el predecesor en el puesto tiene cierto peligro ya que sin querer puede colocarte en el mismo "estado" que éste y por tanto más cerca de obtener el mismo fin. Sin embargo si tu amigo es una persona con experiencia y tiene un plan trazado el conocer al anterior en el puesto le puede hacer entender la "sensación" que tiene con su nueva empresa. Yo le recomendaría que se encontrase aunque fuese en un ambito "oficioso".

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0