logo

La capacidad de dejar aquello que aleja de los objetivos
22.5.08


Entre los cientos de personas con las que he tratado en los negocios, unas pocas me han llamado la atención al poco de conocerlas. Todas ellas tienen una característica en común: la capacidad de dejar aquello que les aleja de sus objetivos. Aunque parezca egoísmo, han conseguido ser los únicos responsables de su vida, de elegir por donde caminan y hacia donde se dirigen. Estas personas son capaces de amoldar su presente para llegar a su futuro. Es la manifestación de un actitud positiva y decidida por acercarse a esa meta que se marcaron.

En el trabajo, muchas personas saben, tienen y aplican sus amplios conocimientos y experiencia e intuyen con bastante precisión esos objetivos que desean alcanzar, pero les falta querer hacer. Algunos de ellos son como las rémoras que se pegan a los tiburones ya que su presencia junto al líder es cuestión de oportunismo.

Otros, sabiendo y queriendo, se pierden porque no tienen grabado a hierro ese camino a recorrer y se distraen o pierden por la vida. Tal vez, como dice Covey, el círculo de preocupación de estas personas es demasiado amplio e incluye cosas por las que no deberían preocuparse porque nunca podrán influir sobre ellas, o al menos en un futuro próximo.

Al final, las consecuencias de no querer hacer o de faltar una actitud positiva (en la empresa, en la comunidad, en la familia, en la sociedad..., no lo olvidemos) es la misma: las circunstancias de la vida terminarán por cambiarles y dominarles definitivamente.

Los conocimientos y habilidades pueden adquirirse, pero la actitud es algo que nace de dentro de cada uno. Es difícil que alguien pueda ayudarte a potenciarla, manipularla o simplemente hacerla ponerse en marcha si no nace desde dentro. Y la única persona que puede quitar toda esa carga de negatividad de la vida es uno mismo.

| Categoría: Consultoría | Etiquetas: objetivos Covey actitud conocimiento cambio |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

3 Comentarios:

El 5/22/2008 04:41:00 p. m., Blogger eKaizen tuvo la amabilidad de comentar aquí:

En mis equipos de trabajo siempre he tratado de buscar gente con actitud positiva.
Valoro menos que tengan más o menos conocimientos e incluso capacidad. Ya aprenderemos si no sabemos hacer algo. O ya buscaremos cómo resolver algún problema que nos supere.
Pero la actitud es diferente. Si no se tiene una actitud positiva, ante la vida, ante el trabajo, etc. ¿es posible mejorar como profesionales?. Me parece muy improbable.
Un post muy acertado, me gusta y creo que escribiré al respecto.

 
El 5/22/2008 10:25:00 p. m., Blogger Senior Manager tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Que post tan acertado y recomendable para los que se la pasan el día quejándose de que no pueden hacer más o de que no les alcanza el tiempo. Todo es cuestión de prioridades y de proponérselo.

 
El 5/23/2008 06:34:00 a. m., Blogger amalgamadeletras tuvo la amabilidad de comentar aquí:

@ekaizen - Estoy de acuerdo con que es necesario reclutar gente con actitud positiva, pero en el mercado actual no siempre es posible... Yo creo que es más posible intentar que un buen ambiente de trabajo, un espíritu de equipo que no excluya a nadie y un estilo de dirección 'emocional' pueden ayudar a que esa persona recién incorporada vaya cambiando sus actitudes si no las tuviera; pero, eso, como digo en el artículo, depende de ella.

@senior_manager - Suerte con ese proyecto colaborativo que tienes a medias con Dioni Nespral. Os seguiré con interés e intentaré apuntarme a esta iniciativa de crowdsourcing.

Gracias por vuestros comentarios y nos leemos.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0