logo

Los precios dinámicos ganan terreno
14.5.07


Los hoteles abandonan las tarifas fijas y se van pasando a los precios dinámicos--en inglés, «dynamic pricing»--al igual que ya ocurrió con las aerolíneas o las empresas de alquiler de automóviles.

Este sistema es posible gracias a la existencia de herramientas informáticas de comercio electrónico que facilita la reducción de costes de comercialización (se eliminaba intermediarios, redes comerciales, teléfono, papeleo... aunque se añade una novedosa figura, el «infomediario»), la eliminación de barreras geográficas, lingüísticas y horarias, una mejor gestión de la cadena de aprovisionamiento y la neutralidad y anonimato en las relaciones con el cliente.

Un caso de precios dinámicos es el de las aerolíneas que comparten información en un sistema general de documentación como Amadeus o Galileo. Cuando una aerolínea tiene que facilitar un precio al internauta, la aerolínea conoce qué vuelos tiene disponibles sus aliados comerciales (OneWorld, Star Alliance...) y la competencia así como los precios que están dando todos en ese momento.

Para ofrecer un precio final, la aerolínea debería tener presente otras variables como la demanda histórica que ha tenido esa ruta (en general y en particular para ese vuelo), la ocupación actual del avión, los ingresos medios por pasajero tanto generales como específicos para ese trayecto (billete, consumiciones...), los costes de tripulación, operaciones y mantenimiento del avión que va a realizar el viaje y los que tiene acumulados, la probabilidad de tener que compensar al cliente por prestar un servicio defectuoso (sobreventa, pérdida de maletas, anulación del vuelo...), etc. En definitiva, multitud de variables.

+info: El turismo, una garantía para el crecimiento del PIB |

>> Publicado en Categoría: Consultoría

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0