logo

'The Economist' se inquieta por la situación económica española
5.5.07


Una fórmula común de crecimiento empresarial, expansión o diversificación es la inversión de los recursos propios en otras empresas, de las que puede participar en su gestión o no. Es habitual que esos recursos provengan de beneficios, de entidades financieras que prestan ese capital o de la puesta en circulación de pagarés, bonos...

El sector de la construcción y las inmobiliarias llevan años poniendola en práctica porque sirve para diversificar el negocio y preservar sus cuentas de resultados de crísis coyunturales.

El Instituto de Empresa recoge una serie de artículos publicados en The Economist y alerta sobre el peligro de que esa diversificación no tenga el resultado buscado si está sustentada en préstamos garantizados con acciones cotizadas en Bolsa.
Esto significa que una caída en la Bolsa española, provocada por una crisis inmobiliaria, de la que venimos alertando en este blog de economía podría tener un efecto dañino incluso para aquellas empresas que han diversificado su actividad.
En España, en dos años, las compañías del IBEX-35 han duplicado su endeudamientos (net debt/equity ratio) mientras que sus homólogas de Italia, Francia o Alemania lo han mantenido prácticamente igual.

>> Publicado en Categoría: Sociedad

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0