logo

¿Tengo un MBA o sólo un bonito cuadro 'académico' en la pared?
27.11.06


En su día, alguien me pasó una nota a la Palm, supongo que vía infrarrojos. Compañeros, lo siento, desconozco quién ha sido ni la fecha en que lo hizo. Es una referencia a un estudio--cuyo título no viene en la nota--aunque sí que fue publicado en Academy of Management Learning and Education por el influyente Jeffrey Pfeffer, profesor de Comportamiento Organizacional en la Escuela de Negocios de Stanford, y Christina Fong.

Como no podía ser menos, Google me dice que el artículo en cuestión se titula The End of Business Schools? Less Success Than Meets the Eye y fue publicado a finales de 2002.

Aunque algo antiguo, el resumen ejecutivo es demoledor. Pfeffer y Fong sugieren que las escuelas de negocio no son muy eficaces: no existen pruebas que relacionen la obtención de un MBA con una mejora retributiva, muy poca de que influya en la futura práctica de la gerencia mediante la transmisión de conocimiento y, a largo plazo, de que mejore su carrera profesional. Cabe resaltar tres referencias citadas en el artículo para aumentar el interés del visitante por leerlo:
  1. Mintzberg y Lampel (2001) por ejemplo, afirman que ninguno de los cuatro CEOs más citados en una encuesta popular tenía un máster y dos de ellos, Paul Galvin de Motorola y Bill Gates de Microsoft, incluso ni obtuvieron una titulación universitaria.
  2. El 40% de los CEOs norteamericanos citados por la prestigiosa Fortune en el artículo Why CEOs Fail? tenían MBAs (21 Junio 2001).
  3. Stacy Jackson, decana de la Olin School of Business, de Washington University, dice que "ha encontrado muy pocas personas [en el mundo laboral] con la disciplina de desarrollar, en su trabajo, una comprensión total de finanzas, contabilidad, marketing y otros aspectos operativos y estratégicos del mundo de los negocios".

Ante este panorama, Pfeffer y Fong se preguntan, ¿por qué la gran mayoría de las escuelas de negocio siguen erre que erre en no evolucionar cuando existen muchos programas y modelos de docencia realmente innovadores en algunas de sus competidoras o en las dedicadas a la medicina u otras actividades profesionales?

La respuesta se encuentra en la masificación de la oferta de programas--y consecuentemente, de licenciados que obtienen su máster--y en la disminución del nivel de exigencia y calidad que las escuelas de negocios están aplicando para no morir. Pfeffer y Fong hacen hicapié en el alarmante el número de aprobados en los programas MBA en Estados Unidos.

La empresa también deberían entonar su mea culpa particular. Mientras empresas como JP Morgan Chase ayudan a determinar a sus empleados si un MBA facilitará su desarrollo profesional y se lo financian, en una consultora de tipo medio-grande es imprescindible tener uno para aspirar a algo más que ser un junior de por vida.

+info: Jeffrey Pfeffer: biografía | Entrevista (El País) | Bibliografía en español e inglés |

>> Publicado en Categoría: Consultoría | Etiquetas: Stanford formacion conocimiento talento empleo gestion modelo empresa |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

1 Comentarios:

El 4/11/2008 07:45:00 p. m., Blogger Walter Maximiliano tuvo la amabilidad de comentar aquí:

Encontre tu entrada de casualidad y parece interesante.

Yo estoy averiguando para cursar un MBA.

Igual, el MBA ayudar ayuda. Ya desde el momento que te da la "chapa" y mejora tu CV. Algunas empresas te piden si o si uno.

Igual el pto. de vista es interesante.

saludos!

Walter
(Licenciado en Informática - Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Informàtica)
wmmk.com.ar

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0