logo

Relaciones Laborales y la futura Ley de Igualdad de Oportunidades
19.11.06


El contenido de la comparecencia de doña Esther Sánchez Torres, profesora titular de Derecho del Trabajo de ESADE, en la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de Igualdad Oportunidades, para informar y asesorar a la misma en materia de igualdad efectiva entre hombres y mujeres el pasado 18/10/2006 es realmente reveladora del estado inicial en que se encuentran los borradores de la futura Ley de Igualdad de Oportunidades. La transcripción de su comparecencia está en la web del Congreso (PDF, pag. 36).

La profesora Sánchez comenzó su disertación afirmando que el proyecto está excesivamente centrado en el género y sexo, en la conciliación familiar y laboral y a evitar obstáculos en el acceso y mantenimiento del empleo. Siendo necesario todo ello, sin embargo, se olvida de otros bienes jurídicos a proteger--también de gran importancia y transcendencia--como son los derechos a la salud y a la familia.

En lo que respecta a la empresa, el papel que la futura ley le asigna en la defensa de estos derechos es importante y, sin embargo, ello no se traduce en un claro apoyo, si acaso bastante escaso. La ponente opina que es imposible pretender un cambio de estructura social si todas las novedades y ventajas laborales que incluye no van acompañados de un soporte prestacional de la Seguridad Social.

Resulta curioso que la aplicación de un Plan de Igualdad estaría reservada a empresas con más de 250 empleados, aún y cuando, en opinión de la profesora Sánchez, la futura ley intente proteger un derecho universal. El resto de empresas, basarán la igualdad de oportunidades a lo pactado en convenio, instrumento que han sido bastante deficitarios en la materia. Finalmente, en opinión de la conferenciante, el Proyecto no recoge qué ocurrirá en el caso de que las empresas no adopten la futura legislación en los plazos que tiene previstos.

Es conocido que, en los órganos de decisión de la empresa--los consejos de administración y ejecutivos--, el borrador establece un sistema de cuotas. La profesora Sánchez opina que esta circunstancia generará reservas, exclusiones y preferencias que acabarán en los tribunales.

La responsabilidad social es un tema en el que la empresa está avanzando bastante. La profesora advierte que en la futura ley recibe el tratamiento de norma cuando la UE tiene claro que va más allá del cumplimiento de cualquier legislación, y por eso es voluntaria. Una empresa no es socialmente responsable porque cumpla las normas; es socialmente responsable porque va más allá de lo que la propia ley la exige.

Otro aspecto a destacar en su intervención fue el colectivo de los auto denominados varones discriminados; éstos puede encontrar dificultades para ver protegidos sus derechos y el hombre es pieza necesaria para promover el cambio de estructura social que pretende este proyecto.

La futura Ley, será una aplicación de la correspondiente directiva europea y en su transcripción hay confusión con algunos términos. Es el caso de la discriminación directa e indirecta. Esther Sánchez explicó que la discriminación por embarazo o maternidad no es sólo una discriminación directa como habla el proyecto.

El acoso sexual no está definido ni reconocido en las directivas comunitarias; la Comisión, en su lugar cita el acoso por razón de sexo, mientras que el proyecto legislativo utiliza bastantes que inducirían a mayor confusión: acoso sexista, acoso discriminatorio y acoso moral.

En la redacción actual, no hay referencia a los mecanismos de control, ni obligación de desarrollar un Reglamento y dota de rango de norma a aquéllo que ya esta siendo debatido en los tribunales.

Una de sus principales novedades, es la incorporación del permiso de paternidad de ocho días, período que la profesora considera insuficiente: es como un regalo del legislador y la empresa para el trabajador con el objetivo de festejar el nacimiento del hijo. Sin embargo, el derecho a la lactancia también debería haber sido incorporado para evitar discriminaciones en la empresa y, una visión amplía del legislador, le habría llevado a ampliarla también al hombre. Algunas empresas ya lo reconocen.

>> Publicado en Categoría: Sociedad y Política

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0