logo

El cluster como modelo de crear conocimiento
23.11.06


Desde hace tiempo, las Comunidades Autónomas (CCAA) han aumentado el interés por promover el tejido empresarial e industrial en general, y la calidad de la gestión, la cultura emprendedora y la colaboración empresa pública-privada, en particular; en definitiva la denominada economía real.

Una de las figuras que más atención inversora está provocando en las CCAA es el cluster de conocimiento, un concepto desarrollado por el profesor Michael Porter de Harvard que estudió cómo una agrupación de empresas o una región pueden generar juntas una ventaja competitiva y desarrollar estrategias con el objetivo de crecer. Está demostrado que este modelo de agrupación incrementa la productividad, promueve la constante innovación y estimula la creación de nuevas empresas y empleos altamente cualificados.

El cluster es una concentración geográfica (polígono, parque tecnológico...) de proveedores y empresas de productos y servicios con alta especialización al que las CCAA le dota de infraestructuras de última generación para facilitar su actividad. Es el caso del californiano Sillicon Valley, de Walqa de Huesca, la futura Milla Digital de Zaragoza o el barcelonés Parc Tecnològic del Vallés, entre otros. La efectividad de estas concentraciones dependerá de que exista complementariedad y posibilidades reales de sinergias entre el promotor, las empresas, los sectores en que operan y las instituciones que deciden instalarse en él o sus cercanías.

El cluster promueve que el entorno no entorpezca la competitividad y la calidad que requieren estas empresas e instituciones además de favorecer su interacción. Todas ellas comparten unas características comunes como son su interés por la investigación, la utilización de sofisticadas técnicas productivas, el uso de métodos y modelos de gestión avanzados y el requerimiento de tecnología punta.

La competitividad depende, en buena medida, de la calidad del sistema institucional que la soporta y del apoyo que facilita al I+D+I. En el cluster de conocimiento--una evolución de la antigua concentración geográfica con objetivos industriales de la década de los noventa--unas empresas están dedicadas a cooperar para crear conocimiento con el objetivo de explotarlo y otras tienen la función de aplicar ese conocimiento para generar productos y comercializarlos.

En estos parques tecnológicos y en su entorno están presentes todos los agentes que intervienen en la cadena de valor del conocimiento en materia de gestión empresarial (creación, adaptación, difusión y aplicación). En el cluster y sus cercanías, además de empresas, no es difícil encontrar universidades, escuelas de negocios, consultorías, asociaciones, industrias, PYMEs e instituciones públicas.

La creación del conocimiento se realiza y coordina mediante la participación de las empresas en grupos multidisciplinares que promueven la elaboración de proyectos conjuntos que llegan a compartir incluso planes estratégicos. Si son realmente dinámicas y de calidad se crea un continuum de aprendizaje colectivo entre todos los agentes y una retroalimentación que promueve más conocimiento y riqueza.

Un ejemplo de esta cooperación que se produce en la oscense Walqa está protagonizado por la Universidad de Zaragoza y Telefónica, que comparten proyectos en materia de domótica, desarrollo de un automóvil inteligente, e-learning, comunicaciones ópticas y redes de nueva generación.

En resumen, cada CCAA promueve su proyecto y construye las infraestructuras, las empresas se instalan en él y las relaciones que éstas sean capaces de establecer entre ellas generará el conocimiento.

+info: International Association of Science Parks | Wikipedia (ENG) | Cluster and clusters development (Harvard Business School) |

>> Publicado en Categoría: Consultoría

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0