logo

La siesta y el Día Internacional de la Pereza
25.8.06


En Antioquía, Colombia, se celebró hace unos días la vigésima edición del Día Internacional de la Pereza, la madre de todos los vicios y se volvió a premiar al pijama más sugerente, elegante y sensual así como a la cama más original y veloz. Los organizadores aseguran que buscan combatir los puntales del canibalismo urbano: el estrés y la fatiga crónica.

Esta celebración no tiene ninguna difusión en España, principalmente porque ya tenemos la siesta, una bendita costumbre que muchos suelen respetar escrupulosamente todos los días. Esta palabra viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día comprendido entre las 12 y las 15 horas, momento en el cual se hacía una pausa en las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas.

El orígen de la siesta parece encontrarse en la regla de San Benito de Nursia que, allá por el siglo V d.C., dispuso:

Desde Pascua hasta las Calendas de octubre, al salir del oficio de prima, trabajarán por la mañana en lo que sea necesario hasta la hora cuarta. Desde la hora cuarta hasta el oficio de sexta se dedicarán a la lectura. Después de sexta, al levantarse de la mesa, descansarán, en sus lechos con un silencio absoluto.


Esta costumbre-en principio limitada a las épocas de más calor aunque luego se prolongaría a todo el año-se extendió a los monasterios de Europa, principalmente del sur. Terminó siendo adoptada por gran parte de la población, la cual se rindió ante la evidencia de que los animales domésticos también se recogían a dormir a esa hora. De esta observación se dedujo un efecto beneficioso para el hombre que fue constatado posteriormente por los científicos. Sin embargo, recuerdan que no debe superar los cuarenta mínutos. Prolongarla más, sí podría definirse como pereza.

>> Publicado en Categoría: Sociedad

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0