logo

El pecé cumple 25 años
10.8.06


En agosto de 1981, IBM puso en venta una caja beis con dos ranuras para disquetes (de cinco pulgadas y cuarto) y un monitor de fósforo verde que sólo mostraba letras y rudimentarios símbolos gráficos. Conectado a un pesado y robusto teclado, carecía de disco duro y funcionaba con una memoria RAM de 16 kb, un procesador Intel y un sistema operativo (el DOS, un invento de Digital) que fabricaba una incipiente Microsoft. Esta máquina era el modelo 5970, el primer pecé de la historia. La revista Time no lo proclamó Hombre del Año sino Máquina del Año en Diciembre de 1983.

A partir de entonces, comenzó una imparable revolución: sale a la luz el primer ordenador portátil (Osborne I, 1981), se adapta el pecé para que posea una interface gráfica y un ratón (Apple, 1984), se crea el primer sistema operativo gráfico para procesador Intel denominado Windows (Microsoft, 1985), se populariza el cedé y se añaden características multimedia (1990) del pecé. En 1992, el usuario asiste al nacimiento de Internet, la segunda gran revolución. Le siguió el primer navegador para la web (NSCA Mosaic, 1993), la aparición de las tarjetas PCMCIA (1993), el software libre (Linux, 1994) y el puerto USB (1995). Tras unos años de mejoras técnicas, gracias a Internet el usuario descubre el chat (IRC), la mensajería instántanea, el correo electrónico, aparecen las primeras webcams (2001), comienza el boom de los buscadores (Altavista en 1995, Yahoo! en 1996, Google en 1998...) y el fenómeno peer to peer ( Napster, 1999). La revolución inalámbrica llega en 2000 y seis años más tarde la world wide web ya es un fenómeno de masas con un fuerte componente social en la que se intercambia información y opiniones libremente (Blogger en 1999, Flickr en 2002, YouTube en 2005...), se venden y compran cientos de miles de productos diariamente (eBay, 1995) y permite que la comunicación telefónica, a la que se añade vídeo, también se realice a través del ordenador (Skype, 2002...)

El parque actual de pecés ronda los 1.000 millones de unidades en todo el mundo, la capacidad de cálculo de los procesadores se ha multiplicado por más de 100.000 y en el camino han quedado alguno de sus componentes y periféricos iniciales, como es el caso del disquete, las voluminosas pantallas monocromáticas, los conectores de red en forma de 'T', las impresoras matriciales... y se han incorporado nuevos dispositivos y periféricos a la vez que se diseñan ordenadores cada vez más pequeños, ligeros y con potentes capacidades para la conectividad multimedia e inalámbrica.

En 1914 se fundó IBM y noventa años después, la compañía américana dejó de fabricar pecés. Pero su legado está recorriendo un camino en el que sus características se adaptan permanentemente y con gran éxito a los millones de usuarios domésticos y empresas que ya no sabrían vivir sin él y que se encuentran muy satisfechos de la utilidad que tiene.

>> Publicado en Categoría: Tecnología

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0