logo

Slingbox, la revolución catódica global
1.6.06


En un viaje de negocios estoy hospedado en un hotel. Es tarde, ya he cenado y me gustaría haber estado en casa disfrutando del capítulo que esta noche ponen de 'Perdidos' en la Fox o viendo el partido de rugby Inglaterra-Francia del Torneo Cinco Naciones que reponen esta noche por un canal deportivo. Sin embargo, la única distracción que tengo es el portátil y disfrutar del acceso a Internet por banda ancha que facilita el hotel a sus clientes.

Pues bien, teniendo instalado Slingbox en casa podría disfrutar de 'Perdidos' o el partido de rugby desde la habitación del hotel, a cientos de kilómetros de casa.

La idea de Slingbox es recoger la señal de cualquier aparato receptor que tenga conectado en casa a la televisión--por ejemplo, el vídeo, el decodificador de la televisión por satélite, el DVD, el receptor TDT o la antena convencional de televisión--y enviarla a través de Internet para que pueda disfrutarla allá donde me encuentre siempre que tenga un ordenador y una conexión a Internet.

Pero, no sólo hace eso, sino que el portátil incluye un mando a distancia virtual para controlar remotamente cualquier aparato que tenga conectado al Slingbox. Así puedo cambiar de canal, pasar a disfrutar de la televisión convencional, seleccionar el DVD o vídeo VHS que está introducido en el correspondiente reproductor o encender el decodificador de la parabólica y hacer 'zapping' por los cientos de canales que me ofrece. Incluso es factible grabar cualquier programa en el ordenador para verlo después.

Con estas características, Slingbox es un fuerte competidor de los fabricantes de grabadores y reproductores de vídeo y DVD que pueden ser reemplazados por un ordenador.

>> Publicado en Categoría: Tecnologia

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0