logo

La organización inteligente
20.5.06


Uno de los conceptos más modernos relacionados con la empresa es el de organización inteligente. El concepto fue enunciado por Peter Senge, director del centro de Aprendizaje Organizacional del MIT en su libro 'La quinta disciplina'.

Tradicionalmente la empresa había estado imbuida de mecanicismo. En las tres últimas décadas, las empresas evolucionan para asumir el cambio tecnológico y posteriormente, para sumarse a la sociedad de información. A finales de los noventa, el horizonte de la globalización que se atisbaba a medio plazo, les exigió buscar un nuevo modelo competitivo que no se basara en la jerarquía vertical. Este modelo, el de organización inteligente, refuerza la participación de todos sus empleados, los cuáles reciben la autoridad suficiente para crear, actuar y diseñar para conseguir el objetivo que tienen marcados.

El directivo-tipo de una organización inteligente es consciente de que el conocimiento es un activo de la organización, y además es generalmente escaso. Por ello, lo fomenta y busca el desarrollo profesional de su equipo.

Por otro lado, enfatiza lo colectivo frente a lo individual pero, cuando hay una idea individual la hace del equipo y la pone en práctica en forma de trabajo colectivo. La valía de cada miembro del equipo no se basa tanto en lo que cada uno es sino en cómo participa en el proyecto común.

En definitiva, el modelo de organización inteligente repudía la cultura del egoísmo, de las departamentos estancos, infranqueables y repletos de individualismo frente a la transmisión del conocimento y el constante cambio de la organización como permanente fuente de innovación.

+info: Society for Organizational Learning |

>> Publicado en Categoría: Consultoría

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0