logo

A Bill Gates se le cierran las ventanas pero contraataca
13.5.05


Tres importantes hechos han acaecido en los últimos días que deben estar escociendo en Redmond, la sede de Microsoft.

El primero: el presidente de Dell Computer, Michael Dell ha invertido casi 100 millones de dólares en Red Hat Linux. Dell es uno de los principales fabricantes mundiales de ordenadores y todos sus equipos van montados con alguno de los sistemas operativos de Windows. El segundo hecho: en julio, el Reino Unido toma la presidencia de la UE y los laboristas han sido y seguirán siendo un fiel aliado del software libre. Finalmente la Fundación Mozilla ha anunciado que su navegador Firefox ha sido descargado 50 millones de veces en Internet en los últimos seis meses y que su cuota de mercado, según estudios independientes, alcanza ya el 10% en detrimento del Internet Explorer.

Otros hechos reseñables de las últimas semanas: en tres informes, el Tribunal de Cuentas recomienda al Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) el uso de tecnologías basadas en fuentes abiertas en los PC de los funcionarios lo que podría ahorrar hasta cinco millones de euros en licencias y considera errónea la falta de una apuesta clara; el presidente brasileño Lula da Silva sigue apostando inexcusablemente por el software abierto y expresamente pide la renuncia de los gobiernos de países pobres a utilizar productos de Microsoft; el lider mundial en software de redes Novell, que ya era propietario del estable y popular SuSE Linux, ha decido invertir en Immunix, Inc., creador de AppArmor, el sistema de seguridad de aplicaciones Linux más eficaz y fácil de utilizar del mercado.

Con este panorama, Microsoft contraataca: renuncia a la batalla con Apple por la hegemonia en los reproductores portátiles MP3 y apuesta por los teléfonos móviles como instrumento que reemplazará a los populares iPods mediante su asociación con Samsung para desarrollar el Windows Mobile, su sistema operativo propietario y anuncia que proximamente verá el mercado el formato Metro, un competidor del famoso formato PDF de Adobe. Esta compañía ha adquirido Macromedia, otro grande de la industria, para reforzar su posición.

Los que hemos trabajado con los tres grandes sistemas operativos del mercado doméstico: Linux, MacOS y Windows nos congratula que existan alternativas claras y baratas a Microsoft y que la cuota de mercado de Windows se reduzca. Porque sin monopolios hay más libertad, el mercado es más dinámico y existe crecimiento claro. Y creanme, en el mercado doméstico, cualquier cosa que haga un programa de Microsoft lo hace uno de Linux. Y que la batalla por la supervivencia se dirija hacia los teléfonos móviles, el formato portátil de documentos u otras tecnologías es una satisfacción para los que apuestan por alternativas al gigante de Redmond porque podría dar a entender que Microsoft comienza a compartir el mercado de sistemas operativos con otros fabricantes y que su cántaro comienza a resquebrajarse de tantas veces que ha ido a la fuente.

>> Publicado en Categoría: Linux

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0