logo

¿Buscas una lectura concreta? Espera un SMS
16.7.07


Tras medio siglo de reinventarse a sí misma, FNAC comienza a cambiar y “acometer una necesaria modernización de la marca, presionada por el avance de internet y la caída del maltrecho mercado de venta de discos”, anunció su presidente en Mayo pasado. De momento ha abierto una tienda electrónica de venta de programas que descargas en tu ordenador.

Pero lo que interesa a amalgamadeletras son los libros. Respecto al modelo de negocio de FNAC--en cuanto a libros--éste se basa en la venta de “best sellers”, una excelente oferta de libros de bolsillo, novedades por doquier, clásicos que se necesitan siempre, oportunidades que tienen que hacer hueco a los anteriores, algo de modernidad (libros en otros idiomas y de gran formato sobre fotografía, cine, música...) y poco más.

Lo interesante: el precio, un 5% inferior a otros puntos de venta, y sus vendedores, que sí son verdaderos entendidos en el arte de la recomendación y el trato al cliente, lo cuál es digno de agradecer.

Consecuencia de la “limitada” oferta de libros, por miles de metros de estanterías que la tienda tenga, es la respuesta que el cliente siempre encuentra cuando busca algo que no entra en los parámetros de la oferta antes citada: “No lo tenemos. Podemos pedírselo y enviarle un SMS cuando lo recibamos...” Cuando escuchas esa frase muchas veces y la frustración y desánimo es grande, todo ello te lleva a reflexionar... Ahí van algunas.

FNAC es el edén para aquéllos que buscan una lectura encuadrada en los tipos de libros antes citados, que es de agradecer si respondes a esa tipología de lector. Es probable que también favorezca la afición a la lectura ya que mezclar cultura y “chuminaditas electrónicas”--así las denominaba mi padre--favorecerá que más de un cliente se deje caer por la sección de libros y se decida a “probar a ver qué tal” con un libro de los que venden... y, a lo mejor termina enganchado (por primera vez o de nuevo) a la pasión por la lectura.

El éxito de FNAC ha obligado a muchos libreros tradicionales a “apuntarse al carro” de esa tipología de libro aunque con mucho menos oferta y estanterías, lo que también es una pena y probablemente nada les arregle.

Ergo, el cliente que no busca superventas, clásicos o novedades, sino algo específico, tiene dos alternativas: en primer lugar, recorrer algunas de las escasas librerías que todavía no han sucumbido a la “oferta literaria” de la que huyes. Con tiempo, es una verdadera delicia y una saludable práctica, aunque es recomendable realizarlo en solitario. Matas dos pájaros de un tiro: puedes encontrar lo que buscas y, de paso, exploras unos títulos que en otros sitios no están. En segundo lugar, apuntarte al SMS... que está bien y el libro sale más barato.

Conclusión: los grandes no quieren, los pequeños, imitan y no pueden...

A lo mejor estamos ante la aparición de un atractivo nicho de negocio: la pequeña librería especializada. ¿Se imaginan unos cuántos miles de libros sólo dedicados a Linux? ¿A libros de historia o de novela romántica? ¿A literatura policíaca, de misterio o ciencia ficción? ¿No sería una delicia que cada ciudad contara con una calle peatonal de trescientos o cuatrocientos metros en cuyas aceras sólo hubiera un centenar de librerías especializadas? Bueno, también debería haber una tienda de pipas para hacer más ameno el paseo.

Actualización: 23-07-07: Casi la mitad de los españoles sigue comprando en librerías tradicionales |

| Categoría: Literatura | Etiquetas: libro negocio modelo adaptacion SMS |

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0