logo

Linux para i486 y procesadores inferiores
28.6.06


Las principales distribuciones de Linux (Fedora, SuSE, Mandriva, Ubuntú...) son muy atractivas para aquéllos usuarios de Windows que desean probar sistemas operativos alternativos ya que incluyen el servidor X que permite un entorno gráfico, un sistema de escritorio (Gnome o KDE) e incluye sólidas y robustas alternativas a los programas de uso común (Explorer, MS Office, Messenger, Outlook, Media Player, Acrobat Reader...)

Sin embargo, esas distribuciones suelen exigir, sobre todo en las últimas versiones, un procesador Pentium, 256 Mb de RAM y 3 Gb de disco duro para sacarle todo su jugo.

Una característica muy interesante de Linux es que existen distribuciones que pueden ser instaladas en ordenadores 'antiguos', es decir en aquéllos con procesador i486, 32Mb RAM o 128 Mb RAM (dependiendo si se requiere un entorno gráfico con su escritorio o no) y una tarjeta gráfica SVGA compatible. Es el caso de Knoppix, Damn Small Linux, Slackware y los españoles MAX y MoLinux, entre otros.

Antes de instalar cualquiera de estas versiones es necesario comprobar tres cosas: que nuestro ordenador cumple los requerimientos de la distribución, que vamos a instalar la última versión y que existe detrás de ella un grupo de personas manteniéndola y actualizándola.

>> Publicado en Categoría: Linux

| Permalink | Enlaces a este artículo | Enviar por correo-e |

Marcadores sociales: Meneame | Fresqui | Facebook | FriendFeed | Google Bookmarks | Yahoo! My Web | Technorati | Twitter | Delicious |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Principio


2.0